La historia de la rosa de Jericó

Publicado en noviembre 15, 2010

0


Cuenta la leyenda que, cuando Jesús se retiraba a orar al desierto,  la Rosa de Jericó, arrastrada por los vientos, se detenía dulcemente a sus pies y, de madrugada, después de abrirse con el rocío de la noche, ofrecía al Maestro las gotas de agua de sus ramitas. Jesús las tomaba con las yemas de sus dedos, llevándolas a los labios para calmar su ardiente sed. Conmovido, la bendijo.

Existe la firme creencia, arraigada en muchos pueblos de la Tierra, de que quien adopta y cuida una Rosa de Jericó, debidamente preparada con el Ritual Arameo de la Esperanza, atrae milagrosamente hacia sí y los suyos

Extendida esta leyenda con el paso de los años a otras naciones y otros continentes, diferentes etnias han considerado la Rosa de Jericó como Flor Divina, reconociéndola, además, como portadora de beneficiosos efluvios. Coinciden también muchas ramas del mundo esotérico en atribuirle especiales propiedades, acogiéndola como el talismán vivo más escaso y deseado.

  • PAZ
  • AMOR
  • SALUD
  • FUERZA
  • FELICIDAD
  • SUERTE EN LOS NEGOCIOS
  • HABILIDAD EN EL TRABAJO
  • BIENESTAR ECONÓMICO

Es por ello que, en numerosas ocasiones, llegaron a pagarse sumas muy considerables por poseerla, pues rara vez se tenía ocasión de encontrarla. Desde la noche de los tiempos, la Rosa de Jericó -preparada con el Ritual Arameo de la Esperanza- ha sido refugio y consuelo de millones de personas, generación tras generación.

Antigua es la afirmación de que una Rosa de Jericó preparada con el Ritual Arameo de la Esperanza es infalible; no falla jamás.

Innumerables testimonios confirman que los beneficios que se obtienen mediante miRosa de Jericó, debidamente ritualizada con el Ritual Arameo de la Esperanza, corresponden a lo que promulga su tradición.

“Cuando algo no te funcione, las cosas no te vayan todo lo bien que debieran y sientas que la suerte te ha abandonado, o simplemente quieras tener entre tus manos el único talismán vivo existente sobre la Tierra y dejarte favorecer por él, acércate a mi Rosa de Jericó y llévala a tu vida. Estarás dando un gran paso hacia la felicidad.”


About these ads