“Adiós Querida Infancia” para el color marrón ahora sin kake Lido..

Posted on febrero 6, 2011

0


Recordé unos anuncios en prensa que habían sido publicados durante la semana: Lido advirtiendo de robo de marca y propiedad intelectual. Pero de eso a cerrar esta fuente de empleao radicional es muy diferente.

Alguien me comentó que se trata de una disputa familiar.  En este país de  chismes y chambres que al final son parte de verdad, lo escasa información es que Lido corporativamente estaba al menos dividida en dos empresas Lido Producción y Lido Ventas y que estos últimos habían comenzado a comprar (entendería que a transferir secretos de las recetas famosas de esta tradicional empresa salvadoreña?) el producto a otra empresa.

Me dijeron que en la agencia de Alameda Roosevelt denominada Casa Matriz, estarían vendiendo hasta el sábado.

Salí corriendo para allá. Y no había más que unos cuantos paquetes de “pan de caja” y unas cuantas bolsas de galletas.

Cerca de quince empleadas, todas con cara de incertidumbre, compartían un pastel de despedida entre lágrimas contenidas y unas con expresión de enojo. No era un cake Lido. “es de la panadería Rosario”, me dijo una de ellas. Nosotros ya no tenemos producto. Ninguna quiso darme nombres ni mayores declaraciones. Unas se dejaron tomar unas fotos frente a la estantería vacía pidiendo que no les tomara el rostro por miedo a ser despedidas.

“O sea que pueden volver a abrir” les pregunte. La verdad no, me dijo otra es definitivo. Pero “no sea que no nos den indemnización a las que hablemos”.


Otra me dijo que de momento les darán indemnización y que todo pareciera estarse haciendo en orden de parte de la empresa. “Pero como está el país perder empleo es algo terrible para mi familia aunque me den un dinerito”, me dijo. Y añadió que estaban enojadas pues habían hablado a La Prensa Gráfica y no les habían querido hacer caso pues como era problema de familia. “Y las familias sin empleo, qué?” me preguntó otra.

Y esa parece ser la verdad de este cierre temporal. Me coinfirma un amigo abogado que efectivamente una herencia ha puesto en contra a la familia y mientras tanto, dejando la broma que dejaremos de comer el pastel más kitsch jamás creado en nuestro país, no es el mejor momento para que todas esas personas queden desempleadas mientras la disputa familiar se arregla conciliando bajo oficios de abogados o en tribunales.

La que se mostraba más firme me dijo que quizás en la agencia de Metrosur podía haber un cake. Y me hicieron el favor de llamar. Habían cuatro. Aparté dos.

Al entrar en esa agencia, me enconté con als mismas caras de incertidumbre, preocupación, cuatro cakes lido y dos hombres comiendo un pedazo de semita acompañados de un café.

Pregunté por los precios y me dijeron que si iba de la agencia Roosevelt.

Elegí dos pasteles. Y cuando me preguntaron qué quería que le escribieran a cada pastel.. no se me ocurrió nada más que estas dos frases:

“Adiós Querida Infancia” para el color marrón y “Se murió Chirajito y la Manyula y ahora sin kake Lido.. ¿Qué le pasa a El Salvador!” para el amarillo.

Jamás dimensioné lo que, para mí no deja de ser una mirada nostálgica al cierre de un ciclo de la vida de miles de miles de  salvadoreños donde esa torta a veces suave a veces durita, con un turrón huevoso y dulcísimo, el adiós a nuestra infancia, representaría mucho para las empleadas frente a mí.

“Nos puede dar empleo?” me dijo una de ellas al pagar los pasteles y a nombre de tres de ellas. Las que escribían mis leyendas con dulce turrón no podían contener que les temblara la barbilla.

Una de las de mayor edad de esa tienda, se asomó a ver como sus compañeras, dos, se encargaban de escribir el texto que les había dictado. regresó a su postura  reclinada sobre uno de los mostradores con bolsas de galletas y reflexionó: “Traté de no llorar pero esto ya me sacó las lagrimas”. Y sí lloró quedito.

No sé cuantas fuentes de empleo se pierden. No pude averiguar el dato exacto ni la causa real. Hermetismo total. En una tienda me dijeron que se perdían más de 800 empleos; en otra que más de 500. En la central Roosevelt me dijeron que en total con repartidores, en fábrica y salas de venta, más de mil!!!!!!!!


"Hay algún Alto gerente o ejecutivo en la empresa?", pregunté. "No, no hay ninguno en estos momentos. Hable el lunes quizás hayan regresado" Y no pudo darme más información. Esto es un lío de familia. Problema legal, pero como me dice mi fuente legal (que no tiene que ver con el caso), "es una lástima que fuera esta la peor forma de terminar con esta empresa que incluso ha logrado resistir la competencia de otras panificadoras como BIMBO, la gigante mexicana;

En Oficinas centrales  desconocen el cierre de la empresa según dos secretarias que respondieron mi llamada. Al final me comunicaron a la Gerencia pero me pidieron que llamara el lunes para darme información. Al principio la secretaria a la defensiva me dijo que no estaban cerrando. Pero al darle la información que yo tenía de que al menos las tiendas sí estaban cerrando, exclamó: “mire está mas enterado que nosotros porque no sabíamos que estaban cerrando las tiendas”. “Llame el lunes que quizás le puedan explicar y dar mayor información”.


para mí LIDO ha sido parte de la idiosincracia salvadoreña, ¿quien de nosotros no celebró su cumpleaños con pasteles LIDO?”

El bufete encargado de ver el caso de los familiares querellantes es  Romero Pineda & Asociados; apoderados de Macdonald’s contra Servipronto y que son especialistas en este tipo de conflictos.

Muchos podrán pensar.. ¿Porqué tanto barullo porque ya no tendremos más cake Lido para nuestros cumpleaños o paseos en la playa? y más si no son seamos sinceros,

En definitiva, no creo que esa inocencia y esa sonrisa haya desaparecido, sino que simplemente esta escondida; asustada, aterrada de la energíqa negativa de su alrededor. Este pastel es solo un símbolo, como la pluma que hacía volar a Dumbo, cada uno debemos de simplemente dejar de lado y dar nuestro granito de arena dentro de nuestro metro cuadrado para volver a ser el País de la Sonrisa. Vibrar al unísono con la energía de las sonrisas y carcajadas de un pueblo unido y quizás así podamos ya de una vez botar los muros y alambres razors que nos tienen cautivos en n nuestras casas y podamos ser verdaderamente libres.

Es por la nostalgia, por lo que representa para muchos de nosotros. Por querer siempre aferrarnos a retazos de infancia y recuerdos. Por que “Yo de Lido no me Olvido” porque simplemente representa nuestro El Salvador.

Es como que a un hindú le quite su tandoori, a un mexicano sus taquitos, a un gringo su McDonald’s. Sea feo sea rico. Nos guste o no el cake Lido es parte de a lo que le hemos dado un valor intrínseco como para que defina lo que es el salvadoreñismo.

Con o sin cake Lido. Espero que con.

Saludos y Se pierden cientos de fuentes de trabajo. Oremos por estas familias.

Escrito por: Rolando Medina, Editado por El pájaro y la nube

Anuncios