Declarada la emergencia nuclear Japón lo acepta.

Posted on marzo 13, 2011

0



“Los reactores se diseñan considerando datos históricos de los seísmos de la zona en que se van a construir”, detalla Juli Barceló, exconsejero del Consejo de Seguridad Nuclear, máxima autoridad atómica de España. “En Japón las nucleares están construidas para resistir terremotos de una intensidad alrededor de 7,5”, detalla. “El primer paso, ante la intensidad del terremoto, es decretar la emergencia para asegurarse de que no ha habido averías que desemboquen en fugas o explosiones”.

Las plantas nucleares poseen dos puntos especialmente débiles: el reactor, que debe mantenerse aislado y a una temperatura estable de unos 300 grados centígrados; y el sistema de refrigeración del mismo, que evita sobrecalentamientos que puedan derivar en una explosión.

Es el riesgo que ha sufrido la planta atómica de Fukushima I, cuyo circuito de refrigeración ha sufrido una avería que ha provocado un fallo en la instalación. “Uno de los motores que alimenta el sistema de refrigeración ha fallado. Es relativamente alarmante porque debería haber funcionado correctamente”, señala José María García Casasnovas, ingeniero industrial experto en energía nuclear y vocal de la comisión de Energía del Colegio de Ingenieros. “Hay que investigar qué ha pasado y si la avería obedece a afectaciones causadas por el terremoto”, añade.

Es una sucesión de acontecimientos similar a la que propició el accidente radiactivo de Chernobil en 1986, uno de los mayores desastres medioambientales causados por una central nuclear. “Pero Japón ha paralizado la central inmediatamente y parece que el resto de sistemas de seguridad funcionan según lo previsto. Ahora es primordial certificar que los circuitos de refrigeración y los reactores paralizados pueden seguir operando con seguridad”, advierte Casasnovas. “Por eso la emergencia se mantendrá hasta que se haya descartado cualquier riesgo”, precisa.

“Es una alteración importante que afecta alrededor de la cuarta parte del parque nuclear”, calcula Casasnovas.”Por ahora se está sustituyendo la energía que producían los reactores afectados con plantas de gas líquido, aunque si se prorroga la situación de emergencia Japón quizá deba recurrir a otras fuentes energéticas”.

Anuncios
Posted in: Mundo